TRADÚCEME

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Visitas

viernes, 15 de febrero de 2013

Capítulo 2


 
“Tú no tuviste la culpa, no la tuviste, demuéstralo”- Se repite David una y otra vez en su cabeza, él no había tenido nada que ver con el robo de un móvil en el instituto. Nunca se hubiera atrevido a hacerlo, sinceramente no estaba en sus planes. Pero aquella chica del otro curso, ¿cómo se llamaba? Ah sí, Elena, había asegurado que había sido un chico con una sudadera “DC” azul eléctrico le había quitado su móvil en el cambio de clase anterior, en el pasillo. Casualmente él lleva una sudadera igual que la que describe la chica, menudo marrón le ha caído. Para colmo el director le ha pedido que vaya lo antes posible a su despacho, que tiene un asunto que tratar con él. David sabe perfectamente el asunto que tienen que tratar, y que posiblemente no salga de esta tan fácilmente, el director le tenía fichado de otras “gamberradas” que había hecho, siempre acompañado de su pandilla, pero Don Felipe siempre lo tenía como el centro de todo lo que pasaba en el instituto y rara vez no acertaba, como esta. Desde luego tenía todas las de perder y lo sabía, pero él se seguía repitiendo en la cabeza que iba a conseguir demostrar que no fue quien le robó el móvil a la tal Elena esa.
Baja los últimos escalones que le quedan para llegar al despacho de Don Felipe. Mira atentamente la gran puerta de madera y suspira, se santigua  observa su sudadera.
-Me gasto 90€ en esta sudadera y solo me sirve para que me acusen de robar móviles, perfecto.-dice en voz baja.
Se aproxima a la puerta y llama, dos toques, no quiere parecer impaciente, tiene que estar tranquilo, o por lo menos conseguir que el director crea que está tranquilo.
-¡Hombre! ¿Pero a quién tenemos aquí?-el director le atraviesa con la mirada, esos ojos azules le dan grima- Al señor Suárez, ¿o prefiere que le llame por su nombre de pila?
-Para usted Suárez está bien- David toma asiento.
-Está usted muy gracioso hoy ¿o me lo parece?
-Se lo parece, tener que aguantar las mismas bromas siempre empieza a cansarme.-Mira serio al director, intentando atravesarlo con la mirada también, sin éxito.
-A mí ya hace tiempo que me cansó usted, David.
-Suárez…
-Suárez-prosigue-¿No se cansa nunca de incordiar con sus bromitas infantiles?
-Esta vez no he hecho nada, se lo aseguro. Robar móviles no entra en mis planes de diversión, la verdad.-dice sereno, sin sofocarse.
-Sí, eso ya se verá.-se sienta.
-¿A qué esperamos?
-A quién, mejor dicho.- junta los dedos de ambas manos.
-¿Va a venir?
-Sí.
-Ah, estupendo, me parece genial. Así mataré dos pájaros de un tiro.-sonríe divertido.
-¿A qué se refiere?
-¿Con lo de los pájaros? No se lo tome al sentido literal, Don Felipe.
-¿Entonces?
-Que voy a demostraros mi inocencia, a los dos a la vez.
-Espero que tu coartada sea buena.
-No me hace falta, como ya le dije, yo no he hecho nada.
Llaman a la puerta, el director y el alumno se giran, después se miran.
-¡Pasa!-grita el director.
La puerta se abre, entra Elena. Con su pelo planchado, que parece de oro y que brilla con cualquier tímida luz que se cuela por las ventanas, tiene una pequeña mecha azul en el lado derecho, lleva un jersey rosa de tonos degradados, una bufanda negra al cuello, unos vaqueros pitillo y unas botas militares negras.
-Por lo que veo ya estamos todos, siento el retraso Don Felipe.- se sienta al lado de David.
-Bienvenida a la reunión-contesta en tono irónico Felipe- Dígame lo que ha pasado.
-Pues-mira a David, que está echado hacia atrás en el asiento, apoyando su cabeza en la mano derecha, como aburrido- ha sido hace unos veinte minutos, después del recreo, estaba delante del laboratorio de Física y Química esperando a que viniera Don Antonio, que se suele retrasar unos minutos.
-Siga-dice el director, apoyando su barbilla en las dos manos.
-Estaba de espaldas al laboratorio, hablando con Vicky.
-¿Vicky Sánchez?-pregunta David.
-¡Cállese David!
-Suárez, ¡Suárez!
-Sí, la misma-les interrumpe Elena- Y entonces siento que alguien abre una cremallera de mi mochila, me giro y veo correr a un chico con una sudadera azul eléctrico “DC” hacia la planta baja. Cuando miro en el bolsillo, ya no está el móvil. Quería correr tras él pero en ese momento llegó Don Antonio y dijo que si no entraba en clase me iba a poner un parte, o algo así…
-Entonces crees que he sido yo, ¿no?-dice David.
-Sí.-contesta cortante.
-¿En qué te basas para decir eso, Sherlock?- se incorpora y acerca su rostro un poco más al de Elena.
-Tu sudadera y tu expediente.
-¿Y si te demuestro que no he sido?-le pregunta a la chica, muy seguro de sí mismo.
-Difícil, le he pedido la cinta de la cámara de seguridad al conserje.- saca de su mochila un DVD y se lo entrega al director, que lo inserta en su ordenador de sobremesa-Es el vídeo de la cámara 3, creo que me han dicho, a las 11:53.
Don Felipe sigue las pautas indicadas por la chica, que le observa sonriente, David está más bien pensativo.
-Ya está, venid-indica el director.
Los chicos se levantan y se sitúan detrás del monitor, que reproduce el vídeo. Se ve perfectamente como un chico, que lleva una sudadera como la de David, hurga en bolsillo de la mochila de Elena y se lleva un móvil, acto seguido huye a la planta baja.
-¿Ves?-mira Elena al chico.
-Te aseguro que yo no he sido.
-No me lo creo.
-Créetelo, porque cuando vea al culpable te lo voy a traer aquí para que confiese.
El director se gira y cruza los brazos- Suárez, si está usted tan convencido de que va a traerlo le estaré esperando.
-¿No va a sancionarme? –pregunta sorprendido.
-Esta vez no voy a hacerlo como siempre, espero que encuentre al culpable y que le traiga aquí.
-¿Entonces qué va a hacer?
-Va a ayudar a las limpiadoras después de clase, todos los días, hasta que demuestre que es inocente.
-¿CÓMO? ¡Eso no es justo!-Dice furioso.
-O eso o a casa, tengo motivos suficientes para echarle. ¿Qué prefiere?
David gruñe, se cuelga la mochila y sale por la puerta.
-¡Empieza hoy a las 3 en punto! No se escaquee.
Y cierra la puerta.

1 comentario:

(Ama)n(da) Laguna dijo...

Ay, pobre David, ¿no? Lo que es la fama, la tal Elena no me cae demasiado bien, no sé... Espero poder seguir leyendo pronto.
P.D:Pásate :3